El bebé del Tiempo



Año 10.724 de la Nueva Era.

Soy el doctor Fiyinniyish, jefe de la sección de maternidad del hospital Centro Del Mundo del planeta Tierra. Quiero dejar constancia del caso que tanta polémica ha suscitado, y del proceder de nuestro centro.

Hace unos meses la opinión pública se horrorizó cuando en nuestro hospital se produjo el nacimiento de un bebé deforme. En todos los años que llevo ejerciendo la profesión no recuerdo que nunca haya sucedido tal cosa, pero me consta que no es la primera vez en la historia que se han producido nacimientos con malformaciones. Sin embargo, este caso fue lo más extraño que ha ocurrido nunca.

El bebé no tenía ni un solo rasgo de nuestra especie, y lo que fue mucho más traumático, tanto para la madre como para el equipo que la asistió durante el parto, fue comprobar que el bebé no estaba preparado para vivir fuera de un medio líquido.

Aunque disponía de pulmones, su cuerpo parecía estar "pensado" para vivir bajo el agua. Después de hacerle todo tipo de pruebas llegamos a las siguientes conclusiones:

Las vértebras cervicales estaban soldadas al cráneo.

Tenía un volumen de sangre mayor al de nuestra especie y una capacidad mayor para almacenar oxígeno en la sangre y en los tejidos musculares.

En cada inspiración renovaba entre el 80% y el 90% del aire de los pulmones frente al 10% ó 20% de los nuestros.

Presentaba cierta resistencia a acumular dióxido de carbono en los tejidos, y, teniendo en cuenta que es la acumulación de éste, en lugar de la falta de oxígeno, lo que desencadena la respuesta respiratoria involuntaria, parecía evidente que podía estar mucho más tiempo sin respirar que nosotros.

En lugar de brazos tenía aletas, y una cola en lugar de las extremidades inferiores.

Todo ello me hizo pensar en un retroceso más que en una malformación. Aquel bebé, a mi entender, había sido fruto de una regresión genética.

Había visto la luz un ejemplar de una especie perteneciente al pasado. Una especie que habitaba en el mar.

La madre no tuvo ningún inconveniente en deshacerse del bebé. Después de consultar con los especialistas en Tiempo, decidimos enviar el bebé al pasado, a la época exacta en la que pudiera convivir con otros como él.

Me apena confesar que nunca sabremos si este hijo del pasado sobrevivió.


...

16 de Marzo de 2009 (antigua era)

Susana escuchó una especie de detonación en el jardín, como si hubiera estallado el coche de su padre. Se asomó por la ventana y no vio nada extraño.

Bajó las escaleras a todo correr y cuando pasaba por delante de la cocina, su padre, que hasta el momento del estruendo había estado preparando la comida, le salió al paso.

- Ni se te ocurra salir.
- Pero papá...
- Eso no ha sido un ruido normal. Saldré yo.
- No pienso dejarte que lo hagas solo. Voy contigo.

Sabiendo lo testaruda que era la nena, la cogió de la mano y salieron juntos de la casa. En un primer momento no vieron nada anormal.

- Quizá haya sido un petardo -dijo Susana.

Aquello tenía sentido. El vecino siempre andaba lanzando tracas. Y solo faltaban tres días para las fallas.

En el jardín no había nada fuera de lugar. Al otro lado de la calle, el coche estaba perfectamente.

Iban a regresar al interior de la casa cuando Susana vio el regalo en la piscina.

Se acercaron cautelosamente y contemplaron a la criatura que nadaba tranquilamente en el agua.

Aunque la cara de su padre era un poema, la de Susana se iluminó.

Alguien había dejado una cría de ballena en su piscina.


MICRO-RELATOS J. K. VÉLEZ
El Inspirador Mejorado
METAVIDA
Un comienzo para un final
RELATOS J. K. VÉLEZ
Pon la boca así como si fueras a beber
MÚSICA/VÍDEOS ESPECIALES
Cosas que te hacen Feliz
LAS APLICACIONES GRATUITAS DE LA APPSTORE
Mac Sparrow
!AMIGOS
MusicotecaTube
CARTELES
Hazte Rico

1 comentario:

tarareando dijo...

Las ballenas vienen del futuro